Una belleza de infarto

Publicado por

Carmen Kass, súper modelo y dirigente del ajedrez 

Es mucho más que unas curvas de escándalo. Es una belleza impactante y la única súper modelo que, a decir de quienes se mueven en el mundo de las pasarelas, “tiene el cerebro más sexy que su cuerpo”. 

Viéndola bien, es fácil llegar a la conclusión de que con la mirada de ángel que escapa por esos divinos ojos verdes, pelo marrón (cuando no se lo tiñe), 1.78 metros de estatura y medidas de infarto (82-62-89), Carmen Kass es demasiado sexy para jugar ajedrez. 

La entrada de esta nota, que con permiso del autor tomamos prestada del libro “Los hijos de Caissa”, una antología de crónicas ajedrecísticas del escritor y rockero mexicano Conrado Roche Reyes, es la que con más justicia define a esta sensual y hermosa amazona del tablero. 

Y eso que ella aprendió a mover los trebejos a sus tiernas tres primaveras y se dedicó con pasión al juego ciencia durante los siguientes siete años. La historia viene a cuento porque este 14 de septiembre esta hermosura cumple 42 años muy bien vividos. 

Compatriota del genial Paul Keres (nació en Tallin, Estonia, en 1978), esta joven de cabellos tan largos como sus ideas es la única ajedrecista que ha llegado a ser top model. Y no es cualquier jugadora, pues desde pequeña participó en competencias fuertes. 

Sus numerosas relaciones con personajes influyentes, aunadas a sus amplios conocimientos de la milenaria disciplina, la llevaron nada menos que a la presidencia de la Federación de Ajedrez de Estonia, cargo que ejerció durante varios años, en los que impulsó mucho ese juego. 

Cuando cumplió su primera década de existencia, otra actividad desplazó de su vida al ajedrez, aunque no por completo: el modelaje. A los 14 años, un cazatalentos la descubrió en un supermercado de Tallin y comenzó su carrera por las pasarelas en Milán, Italia. 

Sus progenitores no vieron con agrado que su retoño se dedicara al mundo del modelaje, que a veces puede ser sórdido. Sin embargo, ella falsificó la firma de su madre en una carta de autorización para que se dedicara a esa profesión que la catapultó al estrellato mundial. 

Al llegar a los 18 calendarios ya vivía sola en París y acaparaba las portadas de las revistas que en esa actividad son punto de referencia, como “Elle” o “Vogue”, que en el año 2000 la eligió como “Modelo del Año”. 

Cerebral como siempre ha sido, a este ángel encarnado no le llenó de humo la cabeza tal designación, sino todo lo contrario. Después de dos calendarios y varias portadas con su imagen en ellas, Carmen consideró que tantas frivolidades en ese tipo de vida amenazaban con atrofiar su cerebro y decidió reactivar sus neuronas practicando de nuevo el ajedrez. 

La modelo, que por un solo desfile de “Victoria´s Secret” ha cobrado más que el salario anual del presidente de Estados Unidos (por lo menos el oficial), también ha incursionado en la política. En 2004 se postuló como candidata al Parlamento Europeo. 

No obstante, las envidias pudieron más y no logró el escaño, pero la vida de Carmen Kass no deja de ser más interesante que algunos cuentos de hadas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .