AJEDREZ NOTICIAS
Guenther Moehring

Trascendental sacrificio

Negras juegan y ganan

Con un solo lance en esta posición de su duelo en Tel-Aviv, 1964 contra el inglés Owen Hindle (blancas), el alemán Guenther Moehring ingresó en los libros de teoría de finales.

Una joya en simultáneas

Blancas juegan y dan mate en tres

Ossip Bernstein fue un ruso al que en Occidente no le dan el crédito que merece su fuerza, pese a que estuvo en el top ten mundial durante más de 10 años y salió al parejo en sus numerosos encuentros con Lasker, Rubinstein, Nimzovitch, Chigorin y Flohr.

Alexander Segeevich Kakovin

El alma del ajedrez

Blancas juegan y ganan

Varios temas tácticos, como atracción, despeje de casillas, bloqueo y desviación, se funden en esta creación del ucraniano Alexander Segeevich Kakovin para poner de manifiesto la validez de una frase de Filidor: “Los peones son el alma del ajedrez”.

Un rey en la telaraña

Blancas juegan y dan mate en cuatro

Adolf Kraemer, fuerte jugador y compositor de problemas de origen alemán (1898-1972), privilegiaba la lógica en sus creaciones, como esta, dada a conocer en 1949. La secuencia principal recuerda a un insecto que cae en la telaraña, donde va siendo envuelto inexorablemente por su depredador.

Los peligros de la inercia

Negras juegan y la riegan. Tema errores de Grandes Maestros

Dos geniales soviéticos que llegaron a campeones mundiales, Víctor Korchnoi (blancas) y Tigran Petrosián, cuya mutua animadversión era muy conocida, jugaron una partida en Odessa, 1974

Lo increíble es la verdad

Lo increíble es la verdad

Juegan blancas y empatan

Dos peones negros están a punto de coronar y no hay manera de impedir que por lo menos uno de ellos lo logre. Pero que ganen los trebejos oscuros ya es otro cantar. El francés Henri Rinck, que se especializaba en misiones imposibles para la mayoría, demuestra en esta obra suya, publicada en 1905

Como acrobacias sin red

Como acrobacias sin red

Blancas juegan y empatan

Una dama tan negra como sus intenciones amenaza a la torre blanca y al mismo tiempo mate en dos, pero el arte del checo Oldrich Duras bordea los límites de la prestidigitación para salvar al ejército albo con maniobras que dan la impresión de ser acrobacias sin red de protección.

Blancas juegan y ganan

Tres peones que son lastre

Blancas juegan y ganan

Podrán ser el alma del ajedrez, pero a veces los peones son una carga pesada que inclina la balanza de uno u otro lado. En este diagrama, que el genial checo Oldrich Duras dio a conocer hace más de un siglo (1901), las negras quisieran no tener ninguno de sus tres peones, lo que le daría el empate.

Blancas juegan y ganan

A abrirle paso al peón

Blancas juegan y ganan

El gran maestro checo Oldrich Duras fue tan buen combatiente en los torneos como compositor de estudios de finales, en los que hacía gala de creatividad y apelaba con frecuencia al elemento sorpresa, como en este diagrama, que dio a conocer en 1928.

Blancas juegan y ganan

Gigante de los estudios

Blancas juegan y ganan

Lasar Borisovich Salkind, un gigante de los estudios de finales, fue uno de los mayores impulsores mundiales de esa especialidad y creó más de 500 composiciones, 60 de las cuales ganaron premios.